martes, 11 de diciembre de 2012

El poder en Guatemala
     En pocas palabras, en Guatemala se ha avanzado poco o nada en el sistema de poder, dado a que los pocos espacios que se han "otorgado" a pequeños grupos, que a decir de cierta forma tienen representatividad, pero no tienen...... ADIVINEN, poder!!.   

 Y ese es el problema central de nuestro pequeño y fragmentado país, he visto que algunas de estas personas que dicen llamarse líderes, solo lucran con dicho privilegio, y lejos de ayudar al país, lo mantienen en el mismo juego de el estira y encoje político.   Mal llamados líderes, que no tienen una pizca de transparencia en su trabajo menos en su vida privada, y este juego seguirá hasta que de el pueblo se levanten líderes REALES, que no solo puedan usar la RETÓRICA, y convencer al pueblo tal cual Don Juan a una DONCELLA, dado que el pueblo ya se está cansando de solo verba y no de acción.

El pueblo esta necesitado de líderes que cumplan lo que predican, que antes de querer arreglar la sociedad, puedan arreglar su propia familia, su vida, y sobre todo, que logren tener la altura de una buena persona, cosa que dudo con los actuales politiqueros, sea de centro de izquierda o de derecha, da igual, son los mismos políticos que han estado jugando al ping pong con la vida de nuestro pueblo.

Yo soy del tipo de guatemalteco que ya esta harto de ver convenciones de derechos humanos, de foros sobre derechos, de "agendas de paz", en fín se le puede colocar el título que les guste, pero el patrón de conducta social es el mismo, para empezar son reuniones en lujosos hoteles, en donde se habla de todo tipo de problemática, se discute, pero no se llega a planificar, ni mucho menos ejecutar planes REALES de desarrollo, solo se brindan espejismos para tranquilizar a algunos.

Este pueblo no se levantará hasta quitar del PODER a personas que trabajan activamente o pasivamente, para que la misma situación política se perpetúe  es decir el empobrecimiento gradual de la población a niveles "manejables".

Espero que con este pequeño aclaramiento, podramos ver, observar, que no son los sistemas los problematicos, son las personas que tienen cuotas de poder el problema, pues ellas son las que dirigen el destino económico y social de este país.  



Se necesitan líderes, no de nombre, ni por color de piel, sino que líderes que sepan cuál es el rumbo necesario a tomar, que es la unión del pueblo guatemalteco, no la separación y sectorización en grupos manejables, para de esa forma dominar mejor.

Nosotros como pueblo tenemos que despertar y abrir los ojos que lo que hacen con las personas los políticos es jugar ping pong,  con las opiniones y las políticas, pero a decir verdad nada se hace concretamente en beneficio del pueblo, sea político de izquierda o derecha, dado a que este sistema antagónico lo único que logra es dividir aún más este pueblo fragmentado.


No hay comentarios:

Publicar un comentario